Archivo mensual: diciembre 2016

WhatsApp Plus, mucho más que mensajería.

Como Instalar y Descargar Whatsapp Plus

Maniobras para amarrar un barco

Un fin de semana intenso haciendo práctica en el mar en www.velero-tomara.com; también hemos prácticado en el www.retoalavida.com de los astilleros decisión. Hicimos un crucero por la bahía, antes de llegar al club do mar; desde dónde hicimos una videoconferencia con el club náutico de Castellón para ver cómo iban las regatas de  los pequeños veleros

Pero pasemos al asunto de las maniobras aprendidas para amarrar un barco con seguridad.

Una embarcación se amarra a un muelle o pantalán por medio de cabos llamados a este efecto amarras. el espacio disponible para amarrar el barco es limitado y debe éste quedar sujeto por medio de las amarras de forma que la posibilidad de desplazarse en cualquier sentido se encuentre impedida por acción de los distintos cabos. Para ello, estos deben estar dispuestos de modo que cumplan tal objetivo.

Según la disposición que tengan con respecto a la embarcación, cada uno de los cabos de amarre recibe un nombre distinto.

Largo: amarra que saliendo de la embarcación por un punto próximo a la proa o a la popa se hace firme en un punto de amarre que se encuentra más allá de la proa o de la popa respectivamente. El largo de proa impide que la embarcación avance hacia popa y el largo de popa impide su avance hacia proa.

Través: son las amarras que, partiendo de un punto próximo a la proa o a la popa, se hacen firmes en puntos que se encuentran en direcciones perpendiculares a los de partida. Reciben el nombre de traveses de proa y popa, respectivamente. Su función es impedir que la embarcación se separe del lugar de atraque cuando sobre la misma actúen fuerzas externas que tiendan a separarla.

Spring: amarra que, partiendo de un punto próximo a la proa o a la popa, se hace firme en un punto de amarre situado más a popa o la proa del punto de partida, respectivamente. El que sale por un punto próximo a la proa recibe el nombre de spring de proa, mientras que el otro se llama spring de popa.La función del spring de proa es impedir que la embarcación avance hacia proa, mientras que el de popa impide que vaya hacia popa.

Codera: amarra que parte de un punto próximo a la proa o a la popa y se hace firme en puntos de amarre que se encuentran situados por el lado contrario al costado de atraque y aproximadamente en la perpendicular de los puntos de partida. En este caso, por regla general, los puntos de amarre son boyas firmes a muertos y reciben el nombre de codera de proa o de popa, según su ubicación. Su utilización es corriente en puntos de atraque sometidos a la acción de la resaca. Impiden que la embarcación se proyecte contra el lugar de amarre. La utilización de todas o algunas de estas amarras vendrá aconsejada por las características del lugar de atraque, las condiciones meteorológicas, la amplitud de las mareas o cualquier otro factor que las haga recomendables.

Boza: cuando al finalizar de cobrar cualquier amarra sometida a tensión, sea necesario pasarla a la bita, todo el esfuerzo deberá ser soportado en un punto que se encuentre entre la mencionada bita y el lugar por donde la amarra sale de la embarcación. Para ello es aconsejable utilizar una boza, que consiste en un cabo que afirmado en la propia bita muerde la amarra, por medio de unas vueltas dadas de forma especial, en un punto ligeramente alejado de la misma durante el tiempo preciso para, sin tensión, tomar las vueltas necesarias al objeto de que la amarra quede firme. Una vez la amarra en la bita, se libera la boza para de este modo transmitir la tensión a la propia bita.